martes, 22 enero 2019

Frenos

E-mail

 

Los frenos deben tener capacidad para detener el coche en el menor espacio posible. Además deben tener una buena resistencia a la fatiga y ser fácilmente dosificables. A la hora de un frenada de emergencia lo más habitual es frenar todo lo posible (sobre todo al final), aunque no siempre es lo adecuado, especialmente si no se tiene ABS, que evita que se bloqueen la ruedas, aumentando la distancia de frenado y sobre todo perdiendo la capacidad de dirección.


CarrosOtros sistemas que sí aumentan la capacidad de frenado son el BAS y el reparto electrónico de frenada. Fuera de las ayudas electrónicas los sistemas mecánicos de frenada también han avanzado. Antes se usaban tambores y actualmente se tienden a poner discos de freno incluso en las ruedas traseras. Un gran mejora de los discos de freno son discos de carbono y cerámicos que poseen un resistencia inigualable. Los que se usan en Fórmula 1 se llegan a poner incandescentes y siguen frenando sin problemas. Porsche los incluye en algunos de sus deportivos, y superan con creces su prueba específica de resistencia a la fatiga, 25 frenadas seguidas desde el 90%, de la velocidad máxima hasta la parada. Actualmente, para trasmitir la orden de frenar se utiliza un circuito hidráulico pero mercedes-Benz está pensando en sustituirlo por un sistema eléctrico.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos