sábado, 16 febrero 2019

Método de Propulsión

E-mail

 

Automóviles suelen propulsarse a través de un motor de combustión interna alimentado por gasolina, gas licuado del petróleo o gasóleo. El motor hace girar a algunas o todas las ruedas del automóvil. En algunos, países se utiliza biocombustibles tales como el bioetanol y el biodiésel, que se fabrican a partir de plantas como maíz, soja o caña de azúcar. Estas alternativas, son criticadas por su competencia directa con las tierras de cultivo de alimentos, y por la falta de estudios de viabilidad energética. Recientemente, se ha comenzado a producir en serie automóviles con motor eléctrico. Si bien la autonomía, de estos vehículos es aún limitada debido a la recarga de las baterías, en un futuro cercano el problema podría superarse. El nivel de contaminación, depende de cómo se genere la electricidad utilizada.


CarrosTambién, se ha comenzado la comercialización de automóviles híbridos, que posee un motor de combustión interna y un motor eléctrico; este último funciona cuando el automóvil circula a poca velocidad, en algunos modelos con el otro motor apagado. Las baterías se recargan con la energía liberada al frenar el automóvil. Otra fuente de energía para el automóvil, es el hidrógeno. La combustión del hidrógeno con el oxígeno deja como único residuo vapor de agua. Hay dos métodos para aprovechar el hidrógeno, un motor de combustión interna o pilas de combustible, una tecnología actualmente cara y en pleno proceso de desarrollo. El hidrógeno, se obtiene por medio de electrólisis del agua. También, existen motores experimentales que funcionan a aire comprimido.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos